soprano paloma friedhoff

Protagonistas del coro: Soprano o tiple

«Yo es que tengo voz de soprano». Y, claro, basta proclamar esto para ganarse la admiración del público, aunque quien posea esa voz luego cante como la mismísima Florence Foster Jenkins.

Antes de seguir, aquí suena un carraspeo para aclarar (la voz)… porque precisamente conviene aclarar un par de cosas:

  1. Se dice que alguien tiene tesitura de soprano cuando es capaz de alcanzar determinados tonos agudos. Cosa distinta será si tales tonos están afinados o la emisión de sonido es agradable a los oídos humanos.
  2. Florence Foster Jenkins fue una soprano capaz de subir sin vértigo por la escala sonora. Ofreció recitales como solista en algunos prestigiosos escenarios, pero lo cierto es que cantaba como una marimba con carcoma bajo las pezuñas de un garañón epiléptico. De angustia, vamos.

Entonces, el hecho de que alguien tenga voz de soprano significa únicamente que su sistema fonador le permite ir desde el do4 (central en el teclado de piano) hasta el do6. Esto es, por definición, la tesitura de la voz soprano: el rango de frecuencias sonoras que abarca, gracias a la fisiología congénita o al ensayo continuado. Lo distintivo es el empeño de quedar por arriba. De ahí la etimología italiana del término soprano, cuya raíz latina remite a lo que se sitúa supra. Lo de «tiple» es de origen inseguro, aunque desde el Renacimiento se refiere a voces agudas, primero masculinas y después femeninas.

Aparte de la tesitura convencional, existen modalidades como la soprano ligera (que llega holgadamente a los altos), soprano lírica (que se mueve mejor en la zona central de su espectro sonoro), soprano de coloratura (que hace trinos y gracias sin esfuerzo)… Queda también añadir el grupo de sopranos que integran un coro, agrupación que, cuando incluye voces mixtas (hombres y mujeres), habitualmente se distribuye con la denominada SATB: soprano, alto (o contralto), tenor y bajo. Tampoco es rara la presencia en coros de las mezzo sopranos, cuyo registro las sitúa entre las sopranos y las contraltos, aunque se trate de una especie que ha sido vista camuflada entre las segundas.

Caricatura coro SATB Sinclair

Identifique aquí quién es soprano, contralto, tenor o bajo (reivindica la imagen: Sinclair) 

De todos modos, en un coro, y para facilitar la vida a las voces agudas, los compositores de obras polifónicas suelen escribir la línea de sopranos abarcando entre el mi4 y el sol5 (es decir, que la tesitura se estrecha subiendo un par de tonos por la parte baja del registro y bajando dos tonos y medio por la parte alta). Algunos buenos ejemplos de voces que empastan pueden verse aquí.

Otro tipo de alteraciones son las que vienen de la técnica vocal: un sopranista podría suplantar a una soprano sin que le tiemble el bigote (a él), y no porque se trate de un castrato, sino porque ha perfeccionado su técnica de imitación a base de un pulido aprendizaje musical.

Una última forma de mudar la voz es la que tiene el auxilio de la tecnología. En el laboratorio de composición están los sampler y el formato MIDI, que tratan el tono como un parámetro más de la onda sonora, modificable sin afectar al timbre (lo cual permite, por ejemplo, sintetizar como sonaría un contrabajo de quince pisos de altura… suponiendo que fuese audible a nuestros tímpanos); en los estudios de grabación y en los escenarios están esos programas que afinan la voz en tiempo real, o la hacen ascender y descender hasta notas que normalmente resultan inalcanzables a esos artistas.

La pobre (¿pobre?) Florence Foster Jenkins nació antes de que existieran estas muletas tecnológicas. Tuvo en cambio un marido adinerado y consentidor, que pagó a orquestas, salas de conciertos, discográficas e incluso al público, para que arropase a su esposa en lo que ella soñaba ser (y de alguna manera fue): una soprano solista, una diva famosa, a quien todavía recordamos.

Como muestra, un botón de aparente soprano (la Jenkins) y el contraste con una singular Montserrat Figueras, que poseyó esa voz pero no hizo gala de virtuosismos vacuos:

Imagen de portada: Paloma Friedhoff. Soprano en Singerhood.

3 comentarios en “Protagonistas del coro: Soprano o tiple”

  1. Pingback: Jean-ésbastien Valée. Audiation y dirección coral

  2. Pingback: Personajes: el director de coro

  3. Pingback: Personajes: el director de coro

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *